Imprimir
Visto: 1684

La división de arco RECURVO, consta del típico arco, pero mucho más avanzado, con materiales más sofisticados y diversos dispositivos que ayudan a amortiguar vibraciones y a apuntar mejor sobre la diana.

Las palas de estos arcos tienen sección rectangular y plana, generalmente fabricadas pegando laminas de fibra de vidrio, fibra de carbono, madera o espuma. Así se logra una transferencia de energía muy eficiente desde el arco a la flecha que hace que esta tenga un vuelo más veloz y menor trayectoria.

Las palas del arco son recurvadas. Esta forma se llama así porque  la curva de cada pala es cóncava en el lado opuesto al arquero a partir de la sección rígida del centro del arco, pero hacia el extremo de la pala, es convexo. La cuerda se coloca en una pequeña ranura alineada hacia abajo con esta parte de las palas pero el contacto disminuye a medida que se tensa el arco.

La sección central de estos arcos se fabrica en aleación de aluminio mecaniza mediante maquinaria de control numérico, con un ajuste incorporado para que todo el arco pueda ser equilibrado para una mejor alineación.

Los arcos tienen una mira ajustable que se utiliza para fijar la marca del alcance de cada tiro. Además, algunas pesas estabilizadoras en distintos puntos del cuerpo del arco, generalmente en los extremos de las varillas de carbono, para aumentar la resistencia al movimiento del arco cuando se suelta la flecha.

Las flechas están hechas con fibra de carbono, generalmente fabricadas envolviendo un tubo de aleación  de aluminio.

 

Arco Olímpico