DARCO Logo Modalidades

Modalidades

El arco tiene una historia de más de 35.000 años de antigüedad y nos permite recuperar un retorno a lo natural; se practica normalmente al aire libre, y sus variadas disciplinas nos permiten diversas formas de practicarlo y disfrutarlo.

Es un deporte que no tiene edad, es frecuente ver en las líneas de tiro arqueros veteranos con más de 50 años, a los alevines de 8 y 10 años, incluso "ardillas" desde los 4 años.

Existen diversas modalidades de arco y competiciones que a continuación detallaremos. 

Tradicional

En esta división se pretende volver a la pureza del tiro sin elementos extras de puntería, por eso también se ha llamado división de TIRO INSTINTIVO, utilizada básicamente en recorridos de Campo y Bosque, con lo que el contacto con la naturaleza es mayor.

Las flechas tienen astas de madera (en algunas modalidades se permiten otro tipo de tubos) y plumas que sirven para establecer la dirección. Como concesión, en el estilo tradicional se permite el uso de materiales para cuerdas más modernos como el Dacron, que es más elástico, y los que son aun más modernos, el Fast-Flight y el Dyneema, que son menos susceptibles de romperse.

Por abundar en las modalidades existentes en “el más puro estilo tradicional”, no queda más remedio que comenzar centrándonos en la emulación del “tiro real”. En efecto, la necesidad de entrenar los tiros que, mucho tiempo atrás, podrían ser considerados habituales, sobre todo en actividades cinegéticas, implican 2 factores fundamentales:

  • Posturas no estudiadas y, a veces complicadas.
  • Distancias desconocidas.

Con estas bases como premisa, se han desarrollado competiciones en bosque, tanto en modalidades de “caza”, como de “recorrido de bosque” tirando, en ambos casos, a figuras, a escala real, de reses fabricadas en foam.

Ni que decir tiene que el entorno, presidido por amantes de la naturaleza contribuye a pasar mañanas agradables en lo más frondoso de los bosques de Euskadi.

 

 

Las modalidades, casi siempre partiendo del tiro instintivo (sin mecanismos que permitan afianzar la puntería) recorren la espectacularidad de los modernos arcos recurvos de precisión, debidamente desnudados, hasta los más románticos arcos rectos (prototipo de arco inglés del medioevo), con sus flechas de madera, pasando por los modernos y elegantes recurvos de caza, construidos en espectaculares maderas nobles con insertos de carbono.

Por supuesto, no podemos olvidar que la verdadera caza, se realiza con los sofisticadísimos “arcos de poleas”, verdaderas armas de precisión con  espectaculares mecanismos de puntería.

Compuesto

En la división de arco COMPUESTO, el arco emplea poleas en el extremo de las palas, entre las cuales pasan cuerdas o cables adicionales.

Como consecuencia, el arco tiene su máxima tensión en un punto cercano a la mitad de la longitud de tensión de la flecha y requiere menos fuerza para sostener la tensión una vez que se alcanza la tensión total. Una vez más, esto permite una acción más rápida y eficiente.

También permite que el arquero ejerza más control debido a que sostiene una fuerza de tensado menor mientras apunta y suelta la flecha. El arco compuesto también incluye otros beneficios como un dispositivo de liberación o disparo mecánico que permite que el arquero suelte la cuerda más limpiamente. 

Otra  diferencia se encuentra en la mira, que incluye una lente de aumento y una burbuja para permitir la nivelación del arco mientras se apunta.

 

 Arco Poleas

Recurvo

La división de arco RECURVO, consta del típico arco, pero mucho más avanzado, con materiales más sofisticados y diversos dispositivos que ayudan a amortiguar vibraciones y a apuntar mejor sobre la diana.

Las palas de estos arcos tienen sección rectangular y plana, generalmente fabricadas pegando laminas de fibra de vidrio, fibra de carbono, madera o espuma. Así se logra una transferencia de energía muy eficiente desde el arco a la flecha que hace que esta tenga un vuelo más veloz y menor trayectoria.

Las palas del arco son recurvadas. Esta forma se llama así porque  la curva de cada pala es cóncava en el lado opuesto al arquero a partir de la sección rígida del centro del arco, pero hacia el extremo de la pala, es convexo. La cuerda se coloca en una pequeña ranura alineada hacia abajo con esta parte de las palas pero el contacto disminuye a medida que se tensa el arco.

La sección central de estos arcos se fabrica en aleación de aluminio mecaniza mediante maquinaria de control numérico, con un ajuste incorporado para que todo el arco pueda ser equilibrado para una mejor alineación.

Los arcos tienen una mira ajustable que se utiliza para fijar la marca del alcance de cada tiro. Además, algunas pesas estabilizadoras en distintos puntos del cuerpo del arco, generalmente en los extremos de las varillas de carbono, para aumentar la resistencia al movimiento del arco cuando se suelta la flecha.

Las flechas están hechas con fibra de carbono, generalmente fabricadas envolviendo un tubo de aleación  de aluminio.

 

Arco Olímpico